Subscribe Twitter Facebook

viernes, octubre 12, 2007

Memphis


Durante mi último viaje a Nueva York, los implicados en el asunto decidimos que el siguiente road trip iba a ser para Memphis. Scott trabajó ahí durante dos años y conoce y ama la ciudad. A mí me pareció perfecto, pues es uno de esos destinos no-típicos de los Estados Unidos.

En este momento lo más normal es que piensen que de Toronto a Memphis hay un par de horas. Pues hay más de un par... Hay siete pares para ser exactos. Para llegar a Memphis desde Toronto hay que llegar a Michigan, bajar a Ohio, luego a Kentucky para finalmente llegar a Tennessee donde se va al oeste. Y ahí, justo a la margen del río Mississippi está la ciudad.


Paso a contarles las cosas más interesantes de la ciudad:
  • La marcha de los patos: cuenta la historia que el gerente del hotel en 1930, Frank Schutt, regresó un día de cacería de Arkansas y colocó a los patos que estaba usando como señuelo en la fuente del lobby del hotel. Al parecer, la idea tuvo éxito y desde ese momento los patos del hotel se han convertido en una atracción turística. Les colocan una alfombra roja y puntualmente, a las 5 de la tarde, salen de la fuente y marchan al ascensor que los lleva a un pent house que tienen los patos en el hotel. ¡Así a cualquiera le gusta ser pato! (¡aaaaaaaaay papá!)
  • Sun Records: cuando Sam Phillips fundó Sun Records nunca se imaginó la repercusión que iba a tener en la cultura musical norteamericana. Fue en este estudio donde un tímido muchacho de Tupelo, Mississippi grabó dos temas como regalo de cumpleaños para su mamá. Los grabó con la intención de audicionar para un contrato con Sun Records, que no llegó sino hasta un año después cuando grabó "It's Alright" que se convirtió en un éxito rotundo en sólo días. Después de eso, todo el mundo conoce a Elvis Presley. También fue en este estudio donde hicieron sus primeras grabaciones Johnny Cash, Jerry Lee Lewis y Roy Orbison.
  • Stax Records: mientras el racismo en Estados Unidos trataba de ser contenido, en un cine convertido en estudio de grabación, blancos y negros dejaban a un lado las diferencias y se dedicaban a hacer música. De este estudio salieron grandes temas y voces del soul como Otis Redding, Rufus Thomas e Isaac Hayes. Fue demolido en 1989 y reconstruido siguiendo el diseño original en 2003. El museo expone, entre otras cosas, el Cadillac azul de Isaac Hayes que es una locura.
  • Wild Bill's: imagine entrar a un bar de la Av. Baralt, donde el litro de cerveza cuesta $4, hay tres filas de mesas pegadas de un extremo al otro del local con manteles de plástico de flores marrones, donde lo que se vende para comer son bolsitas de chicharrón, donde hay una cartelera con letras de celofán recortadas y una esquina donde se montan bandas a tocar en vivo. En el momento en que comienza a sonar la música, no importa nada de lo que está alrededor. Es uno de los sitios en los que uno se da cuenta de que Memphis es la meca del blues. De lejos, la mejor noche del viaje.
  • Beale Street: muchos la conocen como "la casa del blues". En los bares de esta calle, se desarrolló el blues, de la mano de Louis Armstrong, B.B. King, Rufus Thomas y muchos otros.
  • Graceland: por supuesto. La verdad no es que yo sea el mega fan de Elvis. De hecho, no tengo ni un mp3. Pero la visita a Graceland fue bien interesante. Uno se da cuenta de por qué se le conoce como El Rey cuando entras a los cuartos repletos de discos de oro y platino hasta el techo. Es verdaderamente increíble. ¿Sabía usted que Elvis Presley ha vendido más de mil millones de discos? 400 mil sólo en USA.
Take care, y'all!