Subscribe Twitter Facebook

lunes, septiembre 14, 2009

Todo sobre mi caltera

Yo quiero esta billetera de Hot Chocolate Design.

Contrario a la creencia popular, la billetera no se utiliza sólo para llevar los reales o albergar las decenas de tarjetas de crédito doradas y platino que cualquiera posee -OMG-. La billetera habla por nosotros, cuenta lo que hemos vivido durante los últimos meses e incluso años. Es un diario de momentos y pelusa que nos da testimonio vivo de dónde hemos estado, de quiénes somos, de nuestra cultura y nuestra identidad.

Lo típico.
  • La cédula de identidad, eterna víctima de las burlas de mis amigos primermundistas. "Pero si esto lo puedo hacer yo en mi casa", "No tiene ningún precinto de seguridad", "Mira, el papel dice Kodak" - sí, mi cédula está hecha en papel fotográfico, con relieve del Escudo Nacional en el plastificado... de cuando eran buenas.
  • La licencia de conducir. Tampoco la gente cree que esa sea mi licencia. Menos mal que atrás dice Driver's License - Patente di Guida - Permis de Conduire - Führerschein. Estás jodido si quieres manejar en China, Japón, Rusia...
  • El carné de la Universidad, que afortunadamente se venció hace apenas un año y al cual le pude sacar la chicha hasta más no poder. Sin embargo, lo que me ahorré por utilizarlo, tuve que pagarlo en comentarios de la gente. "No puede ser que ese eras tú. Pareces un narco."
  • El billete de $1. Washington es como la auyama que conserva el dueño del abasto sobre la nevera de los jugos y la leche. Asegura abundancia monetaria mientras esté ahí, dobladito, tranquilito.
  • Las estampitas de Divinidades. En la actualidad tengo una del Nazareno de San Pablo, una oración a la Divina Misericordia, una de Nuestra Señora del Perpétuo Socorro y una de la Vírgen María. Las tres las compré con una tía muy querida en el Centro de Caracas, días antes de venirme a Toronto. Mis guardaespaldas las 24 horas del día.
A todos los anteriores, personalmente le he añadido en Canadá las tarjetas de cliente frecuente de AMC, Cineplex, Aeroplan, Sobey's, Future Bakery, Jack Astor's y el carné de afiliación del videoclub.

Lo no muy típico pero razonable.
  • El papelito rosado del Registro Militar.
  • La tarjeta de presentación de alguien que conociste en una fiesta y de quien no te acuerdas en lo absoluto. Tranquilo, esa persona tampoco se acuerda de ti.
  • Entradas viejas de cine, teatro o conciertos. Cuando consigues el ticket para la función de las 6:45 pm de Titanic en el Cine Altamira, sabes que es hora de limpiar la/cambiar de billetera.
Una anécdota.

En octavo grado Gisela, mi profesora de Salud, hacía inspecciones aleatorias de billeteras y le bajaba puntos a los hombres que no tuvieran un condón. Cuando estaba en octavo tenía 13 años. Yo me desarrollé aproximadamente siete años después por lo que para mí, tener ese condón en la billetera fue como tener una morcilla en la nevera de un restaurante vegetariano.

8 comentarios:

Lelita dijo...

jajajajajajaja!!!!!!!!! I LOVE YOUR BLOG!!!!! que bueno lo de la morcilla en un restaurante vegetariano!! mejor comparación imposible...
Para mi la billetera o cartera tiene que ser muy fashion de un color ROJO preferiblemente en piel y muy bien cuidado ... para que el dinero fluya y siempre regrese multiplicado ... jijiji

Mr Z. dijo...

Pana y qué pensaban los padres de esa profesora??? Porque te digo, la tipa es razonable, pero quién soporta a alguien razonable en un país tan loco como Venezuela?

Mariale divagando dijo...

Siempre he creído que el contenido de una billetera dice mucho sobre el dueño.

Gracie dijo...

Luis...una vez más fantastico!. Me siento obligada a darte las gracias, por este post limpie mi cartera que ya no cerraba y descubri que a parte de los guardaespaldas (que venezolano que se respete no los tiene?), las tarjeta de debito y credito, la cédula y las fotos de la familia, tenia guardadas unas barajitas del album "Amor es" firmadas(el dueño del autografo me lo reservo)que ya saque...gracias, gracias totales por recordarme que la cartera se limpia cada dos meses!

Transeúnte de inframundos dijo...

Siempre es agradable leer un post de este blog. Saludos

Rod Landaeta dijo...

Tienes mucha razón, la billetera de un hombre dice muchas cosas. En el caso de las mujeres se debe ver un poco más amplio... en las 10 carteras del closet más el portadocumento.

Gracias a dios y a mi sobrina, diás antes de venirme down under tuvo la delicadeza de sacar todos los papeles y papelitos que dan pena y botarlos a la basura... Ella es chiquita, pero sabía que su tio no podia llegar a otro pais con tantas porquerias en la billetera.

Anónimo dijo...

Fino Fino

Ale dijo...

L!!!! pero.. todo eso pasó a la super nueva billetera?