Subscribe Twitter Facebook

jueves, septiembre 13, 2007

Tus requiebros

Nota importante: "CuL!pe a Canadá" se ha enorgullecido siempre de mantener los más altos estándares de redacción, careciendo, siempre que es posible, de vulgaridades y ordinarieces (aunque estamos conscientes de que a cualquiera se le sale el Yon Maikel de vez en cuando). Sin embargo, el tema de este post no puede ser tratado con los mismos cánones que caracterizan los escritos anteriores. Ciertas frases que van a leerse a continuación pueden sonrojar hasta a Lindsay Lohan. Esperemos que estos flirteos con el uso de una prosa tan baja no vuelvan a repetirse. No aseguramos nada... pero haremos el intento.

Ofrecemos disculpas de antemano por la zarta de barbaridades que se van a decir a continuación.

Atentamente,

La Redacción de "CuL!pe a Canadá"
El blog que ofrece sana diversión para (casi) toda la familia

***********************************


Una de las características más arraigadas en la idiosincrasia del venezolano es el piropo. Ese fino arte de "lisonjear a una mujer, alabando sus atractivos" según la Real Academia Española. Ese don de nuestra gente de crear ingeniosas frases rápidas, tomando como materia prima la creatividad más rutilante.

Es, sin duda, una de esas cosas que son tan comunes en nuestra tierra que al vernos sin ellas nos sentimos incompletos en nuestra esencia. Es raro ir por la calle un viernes por la noche, viendo a las tipas mostrando casi todo en la vía a la discoteca (sobre todo en estos meses de verano caliente que nos gastamos) y no escuchar algún "mi amor, estás como pollo en brasa pa' meterte el palo darte la vuelta y dejarte sudando".

Aquí no han descubierto las bondades de un buen "¡ricura, si así está el caminito cómo estará el pueblito!", no saben las puertas que abre un oportuno "mi cielo, ven pa' rompete ese Envoplast", las reacciones benevolentes de las féminas al escuchar desde el otro lado de la calle un romántico "¡mamita, ven pa llena'te la barriga 'e gente!". Y más ahora en esta época del reggaetón, donde hace ya varios años escuchamos frases como "dime lo que tienes entre las piernotas / yo rompo condones como cosa loca / no tiene una bellotita tiene una bellota / vete al carajo y mámame la tota".

Hermoso. Creativo. Puericultúrico. Sensual.

Lo mejor es que los piropos pueden ser versátiles y pueden acomodar a gente de todo tipo de personalidades. Por ejemplo, algún gallo de la Simón (a quien no mencionaremos aquí para no despretigiarlo) alguna vez inventó "mamacita, sácame el Hessiano para que me dé menor que cero y me saques el punto de ensilladura".

Hermoso. Lógico. Numérico. Matemático.

Ya para despedir este post, les dejo esta perla para la reflexión: es mi piropo favorito.

"Mamita, dime quién es tu ginecólogo para ir a chuparle los guantes"

6 comentarios:

Carolina Zibert van Gricken dijo...

Lui, Lui........ que decir! me he dado cuenta que era ignorante de la riqueza de nuestros piropos. Creo que ahora sé más de lo que quisiera y deberé vivir con ello :o/ JAJAJA!

Alejandra dijo...

Cuál sería el adecuado para Gael García Bernal?? :)

Luis! dijo...

No es común que una mujer lance piropos... Es una buena idea para una segunda parte de este post...

pelirroja78 dijo...

Hola Se me habia perdido tu blog pero te encontre ...no lo leia desde mayo, no sabes cuanto me has hecho reir....un besito, sigue que tienes un gran blog

mR! dijo...

osea + o - !!!!!

Esos piropos son para la perra q todos llevamos dentro, jajajaj, sobre todo tu favorito!!!!!

Vanessa dijo...

Creía que lo de "las piernotas" era una broma hasta que lo busqué por google.