Subscribe Twitter Facebook

sábado, septiembre 20, 2008

Esta viajadera loca


Desde que llegué a Canadá en enero de 2007 tengo una espinita. Cuando me enteré de que me venía a Toronto (dentro de dos semanas habrán pasado dos años de ese momento) supuse que iba a pasármela viajando por Canadá y Estados Unidos, como se hace en Europa con las líneas aéres de descuento.

La cruda realidad es que ni en avión, ni en tren, ni en autobús sale barato: a Nueva York en avión fueron en aquella oportunidad $350, de Toronto a Montréal en tren pagué cuando fui $250 con una oferta especial, averigüé para volver a Nueva York en noviembre en autobús y sale en $197. En cambio, recuerdo que en Europa tomé un avión de Madrid a Londres, ida y vuelta por €45 ¡y otro de Londres a Estocolmo por lo mismo!

La solución al problema la han dado paulatinamente los road trips que hemos hecho: el año pasado fuimos unos días a Nueva York y unas semanas después a Memphis (16 horas de carretera, gracias). Dividiendo los costos de alquiler de carro, gasolina y hotel entre varios, los viajes terminan costando algo bastante razonable.

Creo que puedo asegurar que la espinita viajera salió disparada este mes... Ontario, Michigan, Ohio, Pennsylvania, Nueva York y California, 4890 kilómetros de viaje después.

Para despedir esta edición, debo decir que este post no habría sido posible sin la colaboración de Kleenex.

Kleenex, lo más efectivo después de un corcho en la fosas nasales
para enfrentar la moqueadera de la gripe.

3 comentarios:

Mariale divagando dijo...

Oh boy! Yo también estoy moqueando, ya no sé qué hacer!!!

pelirroja78 dijo...

Quete mejores Luisito

pelirroja78 dijo...

Que te mejores Luisito