Subscribe Twitter Facebook

miércoles, marzo 04, 2009

No eres tú, soy yo


El primer día tomé lecciones, otra vez. Poco más de un año había pasado desde la última vez que me puse unos esquís y me enfilé colina abajo en Collingwood. El día anterior había llovido mucho y aparentemente había mucho hielo en la montaña, así que decidí quedarme practicando en la colina pequeña ese día. Todo bajo control.

Sugerí ir al día siguiente de nuevo, pero a otra montaña que tenía unos caminos con menos pendiente. Practiqué un poco y confianzudo subí a las colinas para principiantes. Me vi agarrando pericia, controlando los esquís, manteniendo el equilibrio, trabajando en mi ritmo. Todo bajo control.

Con lo que no contaba es que esta colina de principiantes no llegaba abajo, sino a un lado de la montaña donde no había otra vía más que otra vez para arriba, al comienzo de la colina de principiantes y otras un poco menos principiantes. Es decir, que para volver a la civilización había que bajar por una un poco más empinada.

Fue la confianza que tenía en el momento la que me hizo decidir que podía bajar sin temores. Y así fue. ¡Casi hasta abajo!... hasta que comencé a perder el control y detrás del control fue mi gallardía, y más atrás yo en mitad de la bajada recordando por qué el año pasado no me gustó esquiar. Sí, me caí... y con la caída dejé en la nieve la pizca de confianza y pericia que adquirí la hora anterior.

Del fin de semana lo que me quedó (además de un dolor sabroso en las batatas, un amor propio bastante mellado y una gran arrechera) fue tolerancia. No física o muscular, sino a la gente que sí le gusta esquiar.

Solía burlarme de quienes me decía cosas buenas del esquí. Solía llenarme la boca de improperios, culminando siempre con un tú lo que eres es un masoquista. Pero este fin de semana vi la luz. La burla soy yo, porque aparentemente el resto del planeta esquía y le dan ganas de volver a esquiar. Para mí esquiar es una cuestión de supervivencia, un cómo coño haré para bajar de esta puta montaña, una bofetada a la autoestima. Veo a la gente que planifica fines de semana esquiando con los mismos ojos con los que veo a la gente a la que le fascinó Slumdog Millionaire y les parece la película más arrecha del planeta. Sencillamente no entiendo.

Traté. Le dí un chance. Desde cero, sin rencores. Reconozco que lo hice mejor. Pero no fue suficiente para hacer que me gustara. Fui con la mejor disposición de que cambiar, de pasar la pena de decir, ahora sí me gusta esquiar después de toda la paja que hablé. Pero no. No, no y no.

La burla soy yo, esquiar es lo máximo y Slumdog Millionaire es la película más arrecha del planeta.

13 comentarios:

Ana dijo...

Cristo! la imagen lo dice todo!

Mariale divagando dijo...

Basándome en tu descripción, supongo que tampoco me gustaría...

Verónica Urrego dijo...

¡Ay! Que dolor y no, Slumdog no me parece la película más arrecha del planeta, prediero a "MACU, la mujer del policía"

Gaby Mac dijo...

:( La próxima vez planificamos un fin de semana de cualquier otra cosa menos de ski. Pero sí, hay gente a la que le gusta esquiar y sí, a mi me gusto Slumdog Millionaire!!!

Anónimo dijo...

Dale con cross country ski, al menos no hay caidas y si no te gusta te los quitas y ya!, no estas aislado en la mitad de una loma :)

Lorena

PD: Rachel getting married ;)

Alexandria dijo...

Ves?

Por eso este ano tampoco sali ni a intentarlo.
Creo que a estas alturas delpartido, a mi me saldra tubbing, tripa y crazycarpets hasta el fin de mis dias!

Que vaaaaaa!
Yo asumo que es una cuestion de crianza. Yo creci montada en una lancha y hoy en dia hasta buzo certificada soy... es decir, que uno ama lo que aprendio de chiquito... mejor dejo yo a los quebecos que esquien y yo me lo vacilo en otra nota!

Buenisimo post!

Anais dijo...

L!
yo anduve en Noruega la semana pasada (un cuento largo pero interesante)... y estuve "esquiando" cross country y de bajadita.... jeje todavía tengo los morados nada bonitos...
pero alguna vez, hace como 9 años tomé clases y logré hacer algo por el universo.... y me gustó esquiar!
Las vueltas que da la vida...

Transeúnte de inframundos dijo...

Es así, hay cosas que todo el mumdo ama hacer y es sencillo para ellos hacerlas, sin embargo para uno es física y mentalmente imposible.

A mi me encantó Slumdog Millionaire, pero no es la más arrecha, mi favorita sigue siendo Amelie.

Saludos

Delirante dijo...

Chamo, pero hay que amar a la caraja con el CD guindado en el retrovisor.

Rod Landaeta dijo...

Dios Luis, realmente este post me hizo mucha gracia... Principalmente porque durante el poco tiempo que estuve allá, disfrute de todas las esquiadas que me eche (bueno, realmente fue más snowboard que esquiar).

Pero más allá de la gracia, me recordaste que existe mucha gente que la velocidad de una pendiente, más allá de entretenerlos, los mortifica o terminan bajando con el único pensamiento de "cuando me caiga me va a doler mucho!"

En fin, dos veces creo que es más que suficiente para determinar si realmente te gusta o no... Si en todas ellas sufriste más de la cuenta "vail out my mate..." Total, tu vida no va a depender del aprender a esquiar apropiadamente.

(Por cierto, no he visto la película de Slungdog Millionare, dificulto que me guste, pero igual respeto a todo el resto) :P

Saludos y espero que tus heridas emocionales sanen :)

My Hump dijo...

Lo que puede decir es que el perro de rancho para mi no tiene nada del otro mundo, solo que es con gente de la India!!!! será que nadie creyó que esos podian salir en pelis???

Un besote!!

P.D. Y una sobadita con Malagueta en las batatas y otros sitios con dolor!! =)

Anita dijo...

mi comentario:
http://www.youtube.com/watch?v=PJt36f4XCDM

Kathy dijo...

Lu!

Tenia tiempo que no visitaba tu blog, pero al leer este post te comento que te apoyo... ME SIENTO 100% IDENTIFICADA CONTIGO jeje, para mi la experiencia del ski cuando estuve en Vancouver fue terrible!!! me caí como 5 veces (una de ellas encima de mi hermano)y de verdad llegue a la conclusión de que ese deporte, como muchos otros, no es para mi :p

Besos espero que estes bien...por cierto creo que en diciembre vuelvo a Canada =)