Subscribe Twitter Facebook

martes, octubre 24, 2006

Mi vida amish


Mudarse no es fácil. Estamos claros en eso desde hace días. Vivir en un apartamento en remodelación en San Antonio de los Altos tampoco lo es. Comienzo entonces a describirles lo que es mi vida tal día como hoy. Mudarse fue sólo el principio.
  • Cocina: por ser parte álgida de la remodelación se encuentra en estado crítico. Digamos que desmantelada pues. Recibe en este momento el nombre de Dante's Peak ya que el polvo de la demolición lo cubre absolutamente todo dándole a la cocina un romántico toque de erupción volcánica de ensueño.
  • Electricidad: hay... en la mayor parte de la casa... menos en el baño de nosotros y la cocina... es decir, el 40% de lo que denomino hogar habitable (dícese de los lugares donde se desenvuelve nuestra vida cotidiana y que no están ocupados por cajas) se encuentra en penumbra. Cabe destacar que el calentador de agua se ubica en esta área tan especial... Pero es que si de agua se trata...
  • Agua: va y viene. Es como Andrés... sólo que el agua ha estado más tiempo con nosotros. Ayer en la noche se fue (el agua, Andrés ni siquiera subió). Hoy volvió... pero marrón, a eso del mediodía. Resulta que hay problemas de suministro en la Urbanización que según los mismos vecinos "nunca antes se había visto". En fin que me cepillo con un tobito de agua que dejé a un lado del lavamanos y me baño... en La Trinidad en casa de mi Abuelo.
  • Comunicaciones: no tenemos todavía teléfono ni Internet porque nadie se ha dignado a pedir el servicio... Probablemente si no lo hago yo, mi familia se privará el resto de sus días de comunicarse. Esto me recuerda la semana pasada que Andrés repentinamente llegó a la casa y mientras empacaba un maletín de ropa limpia y dejaba la sucia me preguntó qué había pasado con el teléfono, con esa carita de incredulidad e inocencia que él pone. Me abstuve de contestarle que el Espíritu Santo no sabía dónde quedaba la oficina de CANTV para hacer la solicitud de la línea y me limité a contestar un ni idea, tratando de imitar su cara de incredulidad e inocencia. La de él es mejor, debo confesar.
  • Entretenimiento: no tenemos cable todavía. Pasa más o menos como con el teléfono. Por otra parte, en mi tele se ve más o menos Venezolana de Televisión y Televen. Ver cómo estallaba a pedazos el muro de la cocina durante la demolición ha sido lo más divertido hasta ahora, seguido de cerca por la vez pude ver dos episodios de Los Simpson.
¿Alguien quiere adoptarme por un par de semanas? :-D

2 comentarios:

Gabriela dijo...

De verdad no sé qué decir...sólo JAJAJA. Ha sido lo más divertido que he leído desde lo de Oswi. Fue tanto así que anoche cuando lo estaba leyendo (y Samuel estaba durmiendo) eché una carcajada que lo levantó de golpe y con tono de reclamo me dijo "hay gente que sí tiene que trabajar mañana"....upsss!

mpaulinay dijo...

¡Aaaay Luisin!
No sabes lo que me recuerda los cortos radiofónicos que hicimos en casa de Ana cuando descubrimos el micrófono de su compu...Al mejor estilo corazón, corazón...

"Y ahora entramos a la cocina, vemos que su decoración tiene el mejor estilo rocambolesco..."

Tu apartamento parece un lienzo blanco y tu papá debe estar gozando como buen ingeniero... Como no es posible que te adopte voy a buscar por interntet a ver si consigo cursos dictados por Martha Stewart para remodelación de apartamentos...¿te animas?, así podrás entretenerte y además podrás decir, ¡este rinconcito lo puse yo!...y por deox...¡es Martha!