Subscribe Twitter Facebook

sábado, noviembre 24, 2007

Señores, hay que votar

Claro y raspado: hay que ir a votar. Hay que armarse de paciencia, calarse la cola y votar.

He pensado mucho en las elecciones a la Asamblea Nacional del 4 de diciembre de 2005 cuando la oposición decidió retirarse para no avalar el fraude del CNE. Al final la elección, fraudulenta o no, se realizó y Chávez obtuvo el 100% de los puestos con un 74% de abstención. La Asamblea que está pasando la reforma fue elegida con la cuarta parte del electorado.

No dejo de pensar en que Podemos salvó su voto y si en la Asamblea hubiera habido presencia de la oposición, la reforma hubiera sido discutida más y quizá no hubiera pasado. Esa fue la única elección en la que me quedé en mi casa sin ir a votar. A todo lo demás he ido: marcha, contramarcha, megamarcha, firmazo, reafirmazo, referendo... todo.

Estoy cansado de ver gente que dice "¿para qué, Luis, si me van a robar el voto, si eso no sirve de nada, si vamos a perder?". Porque es la única forma que tengo de expresar mi punto de vista. Las marchas son muy emocionantes, pero al final no sirven para nada.

Entiendo a la gente que no votó porque no le quería dar su voto a un candidato que no consideraba una buena opción (por eso no voté ese 4 de diciembre). Pero este 2 de diciembre las opciones son dos y son claras: o no. O estás o no estás de acuerdo con la reforma. Es fácil tomar un lado.

Antes de venir a Canadá yo pensaba que estando en las marchas, la opinión pública internacional se iba a voltear hacia Venezuela e iban a ver que la oposición no es escuálida como la pintan, que hay gente (mucha gente) que no está de acuerdo con lo que está pasando en Venezuela y que iban a intervenir del extranjero para por fin ser tomados en cuenta. Eso no va a suceder. Me di cuenta de que la gente de casualidad sabe de Venezuela y a nadie le importa. De hecho, aquí conocen a Venezuela por Chávez y porque habla en contra de Bush y aquí como la gente odia a Bush por lo tanto adora a Chávez. Nadie sabe lo que está pasando allá y la cobertura que le dan a lo que sucede es nula. Así que nos ocupa como venezolanos resolver este problema, sin esperar ayuda de más nadie.

Si puedes ir a votar y no votas porque te da ladilla y se aprueba la reforma, no te quejes.

Este 2 de diciembre, ¡VOTA!
(y si votas "no"... mejor)

3 comentarios:

Carolina Zibert van Gricken dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Tenemos que votar!
Todos hablan aquí de defender la opinión, la democracia... pero que se supone que vas a defender si no votan?
Yo voy a Votar, aunque dude del CNE, del gobierno y todo... NO dejaré de Votar.
Las encuestas son claras, hay una posibilidad de ganarle a la reforma, sólo si los que estamos en contra le ganamos a la abstención.
¡Voten!

Leslie dijo...

Estoy haciendo campaña: "Si no votas, Callate" un poco violenta pero al grano.
Comparto tu idea 100%, hay que ir a Votar, abajo la apatia.

Saludos desde Puerto Rico.

Gracie dijo...

me gusta la campaña de tu amiga Leslie...como puedo unirme a ella?

A votar todo el mundo...que NO nos quiten la libertad, que NO quede la duda de que hicimos todo lo posible